Approche tissulaire de l'ostéopathie

¿ Herederos de Still en el ser o en el tener ?

Index de l'article

Tratar

« El osteópata es un mecanismo respiratorio primario involuntario en el seno de una fisiología corporal voluntaria viva. Su paciente está dotado de las mismas cualidades, es decir que es un mecanismo respiratorio primario involuntario en el seno de una fisiología corporal voluntaria viva. » (Brooks ed., 1997, 138). Lo que lo hace terapeuta, es que asegura en relación al paciente el papel de fulcro y utiliza las herramientas fundamentales de la consciencia, mientras aplica un modus operandi.

Las herramientas del osteópata

La herramienta esencial es la de la consciencia : la comunicación. Para ser eficaz, debe establecerse en torno a una realidad reconocida mutuamente. La realidad corporal es de dos clases :

  • material, vinculada con la realidad física del cuerpo. La llamamos realidad objetiva;
  • inmaterial, vinculada con la consciencia corporal, que llamamos realidad subjetiva;

La comunicación con el sistema vivo se propone alcanzarlo a esos dos niveles de realidad, por medio de lo que hemos llamado los parámetros de comunicación :

  • los parámetros subjetivos, vinculados con el ser, son la presencia, la atención y la intención;
  • los parámetros objetivos, vinculados con la materia son densidad, tensión y velocidad. Cuando el osteópata está sintonizado (en acuerdo) con la densidad de los tejidos de su paciente, obtiene una percepción de plasticidad.
La palpación : percibir la plasticidad

Si admitimos la idea de que una estructura viva, sea cual sea, está animada por movimientos alternativos de expansión y de retracción, nos lleva a concebir el sistema corporal como plástico. Así, podemos comprender a Sutherland cuando escribe : « Los tejidos óseos son igualmente fluidos. » (Wales ed, 1990, 127).

Sin embargo, la plasticidad no es lo que experimentamos de entrada con las estructuras óseas. El primer malentendido – deberíamos decir mal-percibido – con la estructura corporal comienza muy temprano en nuestras vidas, la mayoría de las veces en la escuela. Donde descubrimos ejemplares de huesos reducidos a su parte mineral, seca, quebradiza, dura. Es a partir de esta experiencia inicial que se elabora nuestro primer modelo de la estructura ósea. Y como es la primera, ésta prevalece implícitamente mientras otra experiencia distinta no nos obligue a reevaluarla. Así, el concepto de estructura evoca algo material, fijo, rígido, no vivo.

Este mal-percibido se refuerza por el hecho de que en estado de consciencia normal, el hueso nos aparece efectivamente como rígido. ¿ A caso no es un armazón ? ¿ Cómo podría ser de otro modo que rígido ? En el estado de consciencia ordinaria, no discernimos que esta rigidez es relativa. Efectivamente, el hueso vivo es a la vez rígido y flexible. Es rígido gracias a sus componentes minerales, pero es igualmente flexible, gracias a sus componentes orgánicos. Para expresar el concepto de plasticidad sutherland usa la metafóra del roble : « Antes de convertirse en  tronco seco, incluso el tronco del potente roble posee un cierto grado de flexibilidad. El alto pino de Noruega se dobla y oscila bajo el efecto del viento. Un pino de Noruega muerto, con el mismo diámetro y de la misma altura, situado a tres metros de ahí, es tan rígido e inflexible como un poste telefónico. » (Strand-Sutherland et Wales eds, 1998, 87). Pero aunque expresa su percepción de plasticidad, no nos dice nada respecto al estado de consciencia en el cual estaba para conseguir dicha percepción, ni del modus operandi que permite alcanzar ese estado. ¿Quizá no fuera sensible al hecho que tal percepción requiere un cambio de estado de consciencia ?Él vivía la cosa, sin darse cuenta verdaderamente que vivía algo diferente de sus contemporáneos. Lo que explica que hubiera numerosos malentendidos…

Cuando percibimos el sistema corporal rígido, nos referimos a nuestra consciencia mineral. Pero refiriéndonos a nuestra consciencia orgánica (la vida), podemos percibirlo flexible. Es modificando nuestro estado de consciencia (particularmente mediante el trabajo sobre la presencia) y encontrando un acuerdo con los parámetros objetivos (densidad) de la estructura ósea como podemos empezar a percibirla cómo plástica y a modificar nuestro modelo, nuestra concepción. Sólo la experiencia, parece ser, tiene el poder de modificar, actualizar de nuevo un modelo implícito. El concepto de fluidez o de plasticidad se vuelve lógico si consideramos la célula como espacio comunicante.

El modus-operandi pdf_button

La explicación detallada del modus-operandi del tratamiento es demasiado extensa para poder ser desarrollada en el marco de esta conferencia. Por lo tanto, me conformaré con indicar las principales líneas.

Poner el sistema en comunicación : ya que la información que perturba el sistema existe en su seno, es ahí donde hay que ir a buscarla para liberar lo que deber se liberado. Pero en primer lugar es necesario llevar el sistema corporal en su conjunto a un estado de comunicación suficiente para permitirle facilitar la información. Esta primera fase es la más importante y la más larga de un tratamiento. Requiere la utilización de técnicas de abordaje global, particularmente la compresión occipital.

Buscar, encontrar, liberar las zonas de retención se hace posible una vez el sistema está comunicante. El abordaje mecánico es el que se usa en primer lugar : al estar considerado el sistema como plástico y pulsante, una retención altera su mecánica a la manera como un insecto atrapado en la telaraña altera la armonía del dicha telaraña.

Restablecer la armonía en el sistema : una zona de retención al alterar todo el sistema corporal, su liberación, aun siendo benéfica para la vida del organismo, inicia un cambio para el cual el sistema puede encontrar cierta dificultad en gestionarlo. El primer deber del osteópata es ayudar a la estructura corporal de su paciente a restablecer este equilibrio, ayudándolo particularmente a centrarse de nuevo sobre su eje mecánico primario (la duramadre) y sobre su fulcro fisiológico, el de Sutherland.

Para concluir

Esta breve exposición se propone expresar lo más sintéticamente posible los fundamentos del abordaje tisular. Más que una mirada sobre la osteopatía, se trata de una mirada sobre la vida. Sostiene mi acción como osteópata y como hombre, me permite establecer una coherencia. Esta visión resulta de una lenta progresión que me ha permitido descubrir que en el tratamiento osteopático, el osteópata no sabría conformarse en ser un ejecutante exterior, neutro, respecto a su paciente. La relación terapéutica implica, como lo dice Becker, a dos seres así como sus mecanismos voluntarios e involuntarios, actuando y reaccionando uno sobre el otro. Hoy me parece evidente que los límites de la osteopatía son esencialmente los del osteópata, lo que implica a la vez que para poder ayudar lo más eficazmente a sus pacientes, el osteópata debe empezar por ayudarse a si mismo y abrirse camino sobre las vías del desarrollo personal. Vivida así, la osteopatía me parece un enfoque puntero en la puesta en marcha de un nuevo paradigma terapéutico.

Glosario :

Biosfera (De bio- y esfera).1. f. Biol. Conjunto de los medios donde se desarrollan los seres vivos. 2. f. Biol. Conjunto de los seres vivos del planeta Tierra.
El diccionario francés da la siguiente definición para biosphèrepalabra femenina : Conjunto de los ecosistemas del planeta, que conllevan todos los seres vivos y sus medios. (c) Larousse.

Complejificación del francés complexificationpalabra femenina : Aparición sucesiva, en el Universo, de estructuras cada vez más complejas : partículas, átomos, moléculas, primeros seres vivos, cerebro humano. ( Como simple constatación, esta noción es independiente de cualquier apreciación filosófica o religiosa.) (c) Larousse. (NdT)

Complejificar, ver complejificación.

Comportamental del francés Comportementaladjectivo : Psicol. Relativo al comportamiento. (c) Larousse.

Energeticista, del francés énergéticien, enne palabra Especialista en energética. (c) Larousse.

Energético, ca. 1. adj. Perteneciente o relativo a la energía. DRAE.

Rigidificar del francés rigidifierverbo transitivo : Convertir en rígido. (c) Larousse.